Vuelo Miami - Londres

Gustavo Medina del Rosario

Uno de los problemas de emprender con proyectos de base tecnológica en las islas era la falta de experiencia global sobre cómo hacerlo y, lo que era aún peor, hacerlo bien. Es decir, no había mucha gente intentándolo con los conocimientos y la experiencia necesarias para saber cómo tener éxito o al menos superar la grieta entre el desarrollo y el éxito. Y ese conocimiento no llega. No llegó.

Hace unos años oí una entrevista al director de una escuela de negocios muy importante en el estado de Texas, en Estados Unidos. Era español. Ponía este ejemplo:

detroit-airport-at-6am-1563949

“Si la selección española de fútbol ocupara la posición número 500 del mundo, en nuestro país habría dimisiones, suicidios y titulares de prensa diarios al respecto”, pues bien, esa era la posición en el momento de la entrevista de la primera universidad de nuestro país en el ranking mundial. Y a muy poca gente le escandalizaba.

todos creíamos que si dejábamos que los extranjeros entrasen en la liga española, la selección española se resentiría

¿Recuerdan la Ley Bosman? Por la que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea el 15 de diciembre de 1995 dictó sentencia en la cual declaraba ilegales las indemnizaciones por traspaso y los cupos de extranjeros de jugadores nacionales de estados miembros de la Unión Europea. El mundo parecía que se iba a acabar. Hasta entonces todos creíamos que si dejábamos que los extranjeros entrasen en la liga española, la selección española se resentiría porque habría poco sitio para los nacionales. Porque todos pensamos que los nacionales eran peores que los que llegaban. Obviamente para entenderlo debemos trasladarnos a lo que ocurría en 1995.

¡SORPRESA! Ocurrió justo lo contrario. Las temporadas que más jugadores extranjeros y comunitarios han jugado en la liga, resulta que hemos ganado dos eurocopas y un mundial.

Parece que produce el efecto contrario, resulta que el talento, venga de donde venga, provoca que haya que subir el nivel y el talento local deba esforzarse a competir y ser mejor.

Cuando escucho responsables políticos o personas con responsabilidad defender la contratación prioritaria de residentes, recomendando políticas endogámicas y no teniendo en cuenta que el talento es lo que necesitamos, venga de donde venga, para incentivar, formar, y experimentar al talento local.

A los emprendedores sólo les queda estar preparados para recibirlo o salir a buscarlo a otros países.

es necesario gestionar el salto que hay desde un desarrollo de producto o servicio a un producto o servicio listo para el mercado

Volviendo a como he comenzado este post, es necesario gestionar el salto que hay desde un desarrollo de producto o servicio a un producto o servicio listo para el mercado. Es lo que internamente llamamos en la compañía como “el último hervor”. La innovación no existe si no llega al mercado, eso lo puedes seguir llamando investigación. Pero no se innova si no hay alguien que lo usa o lo compra. Pero eso lo dejaremos para el siguiente post.

Gustavo Medina del Rosario

Gustavo Medina

CEO - The Singular Factory S.L.
Linkedin | linkedin.com/in/gustavomed/