Vuelo Miami - San Francisco

Gustavo Medina del Rosario
Emprendimiento en Canarias

Recientemente, el Presidente del Gobierno de Canarias visitó Estados Unidos. Pensaba verle en Miami en un desayuno con empresas, inversores y emprendedores interesados en Canarias que el ICEX, PROEXCA y algunos canarios, reunimos para que le escucharan. Pero no pudo ser. Cancelaron un vuelo de conexión y no llegó a tiempo al desayuno. Y ya pensaron que lo mejor sería cancelar el segundo evento nocturno en el Consulado de España. Así que finalmente nos reunimos con la excusa de un encuentro de la Cámara de Comercio de España en Miami y, el Cónsul, los representantes del ICEX y los que se animaron, nos reunimos igualmente y hablamos de los vinos canarios que no nos tomamos con el señor Presidente porque una tremenda tormenta lo impidió la noche anterior.

Pensaba compartir con él mi experiencia como canario en la diáspora, con el 90% del personal del proyecto empresarial en Canarias y con la filosofía de tener la empresa en las Islas pero facturar en otros mercados, en el sector de las TIC’s. También me hubiese gustado compartir con él cómo lo conseguimos, básicamente con la ayuda e inversión de una empresa privada canaria (Domingo Alonso Group) y que no hay otra forma. Desde luego podrán haber excepciones, pero para conseguirlo de una manera escalada y sistemática, siempre será la inversión privada quien lo haga posible.

Como no fue posible, creo que voy a aprovechar y escribir aquí todo lo que querría haberle contado:

Talento

Sea como sea, venga de donde venga, obliga a mejorar al resto del ecosistema. Ya sea colaborando o compitiendo. La atracción de talento obliga, y a su vez ayuda, al entorno local a mejorar y elevar su nivel. Es algo así como los beneficios que la libre competencia puede traer al mercado. Hace tiempo que todo esto no es nuevo para nadie, pese a que en Canarias hubo la tentación de proteger el mercado laboral para beneficio de los trabajadores locales, con un pensamiento retrógrado (ya no entro incluso en su dudosa legalidad, que no me interesa), que parte de la base de que, por ser canario se era siempre mejor. Simplemente con el objetivo cortoplacista de mejorar unos números en un listado de desempleo, cuando justo lo contrario, conseguir a los mejores, es lo que a largo plazo se ha demostrado como la estrategia correcta para crear un mercado competitivo y eficaz.

El turismo ha colocado a Canarias en el mapa. Nos ha dotado de conexiones directas con las principales ciudades europeas y muchas generaciones de ciudadanos de toda Europa saben dónde estamos. Por otro lado experiencias como STARTUP Chile deberían ser estudiadas como intentos efectivos de atraer talento y proyectos, pero sobre todo, poner una estrella en el mapa de Google del ecosistema emprendedor.

Tenemos los ingredientes, tenemos la experiencia, sabemos hacerlo, lo difícil está conseguido, sólo hay que ayudar a que la región añada el concepto de ¨hogar de startups¨ a los valores promocionales que ya posee como destino turístico. Invertir en la promoción de las islas como lugar de emprendimiento, al menos durante una parte del año. Cuando más frío hace en otras latitudes.

 

ZONA ESPECIAL CANARIA

Es una herramienta maravillosa para startups. Y no tanto por sus beneficios fiscales como por el hecho de ser parte del argumentario que hace interesante una inversión en una pequeña compañía adscrita a un beneficio como este. Una startup en ZEC, a medio-largo plazo se beneficiará de todo lo que se ofrece a efectos de tributación, pero desde el primer minuto puede presumir de serlo en los “picth” a inversores con los que intentan demostrar lo válido de su modelo  y conseguir los primeros recursos necesarios para consolidarse y más adelante crecer.

Sin embargo al comienzo del proyecto ZEC los requerimiento para pertenecer a ese club estaban muy lejos de lo que una empresa emergente puede aspirar a cumplir. Tener que contratar 5 personas e invertir 100.000€ está por lo general a años luz para un emprendedor y su idea en el minuto cero. Además había que formalizar la empresa desde sus comienzos con esas condiciones ZEC.

Más adelante este requerimiento, aunque vigente, se configuró de una manera mucho más apta para proyectos de estas características: puedes ser ZEC pero no disfrutar de sus ventajas hasta no cumplir todos los puntos necesarios. Pero lo importante es que puedes nacer ZEC y esperar a cumplirlos en un plazo razonable. El beneficio previo de presentar unas expectativas inmejorables como empresa (startup) ZEC a inversores profesionales y/o privados en caso de conseguir los objetivos marcados, es una diapositiva en tu presentación  que vale su peso en oro.

Este aspecto lo cambia todo, y combinando la estrategia  de captación de talento con lo que ahora llamamos ¨nómadas digitales¨ (como parte del argumentario) creo que tenemos una herramienta potente de la que aún hay mucho que sacar. Los eventos TIC globales que nos interesan para las islas se cuentan con los dedos de una mano. No es descabellado apostar por ellos.

 

Cuándo le toca el turno a lo público y cuándo a lo privado

Hace muchos años el Instituto Tecnológico de Canarias hacía páginas web y gestionaba correos electrónicos de instituciones públicas y privadas. En esa época apenas habían empresas privadas que dieran ese servicio. Internet comenzaba a ser una realidad.

Los responsables de la época tuvieron la habilidad de entender cuándo el mercado comenzaba a consolidarse. Cuándo el servicio ofrecido desde lo público dejaba de tener sentido y ya no había ninguna componente de innovación o investigación en ello, se retiraron. Dejaron paso a proyectos privados que legítimamente comenzarían a crear una industria alrededor de servicios en la red.

Hace un poco menos, varios emprendedores comenzamos a crear un espacio de trabajo colaborativo llamado PaletExpress. Sin embargo la experiencia no fue la misma que con el ITC. Por un enorme error por nuestra parte, confiamos en una alternativa pública que nos trasladaría a gestionar un espacio, siempre desde la iniciativa privada, sin ayuda y pagando un alquiler, que en sus comienzos sería generoso y proporcional al éxito de la iniciativa. Gran error, dejamos el proyecto inicial en pro de algo que nunca se creó. Más allá de eso, otra administración pública se dedicaba a crear con dinero público espacios de trabajo, consultorías de mentorización y alimentar el circo del emprendimiento. En el que hay más gente involucrada en intentar ayudar a impulsar el ecosistema que proyectos de emprendimiento reales. Mucho capitán en ese circo y menos marineros. Todos colgados de las ayudas públicas. Tanto capitanes como marineros.

El circo del emprendimiento es un producto creado por las ansias de lo público en meterse donde no sabe y perjudicar en lugar de ayudar.

Midamos lo que ha ocurrido todos estos años en Canarias y hagamos una comparación con iniciativas que se han basado en canalizar y dinamizar, no crear o entorpecer.

En Canarias casi no existe dinero privado para apoyar a los emprendedores. Es muy poco y además mucho de él no entiende la forma en la que se gestionan proyectos cuyo principal eslogan es equivocarse pronto y barato. El dinero público no deja hueco a nadie. No es la principal razón, pero desde luego no ayuda. Por mucho dinero que dediquen, por mucho esfuerzo que hagan nada es posible si la iniciativa privada no apoya (tanto económicamente como con experiencia y relaciones) diferentes etapas de crecimiento de lo que en un comienzo fueron ideas.

Mientras que a nivel nacional ICO selecciona fondos de inversión y Venture Capitals profesionales para co-invertir en ellos y apoyar spartups nacionales, en Canarias SODECAN intenta con mucho esfuerzo hacer algo parecido, pero con dinero 100% público y sin la experiencia y criterio de quien apuesta sus propios recursos económicos en la selección de ideas e iniciativas empresariales con sentido y futuro. Por mucho asesor del circo del emprendimiento que se apunte a cobrar y opinar, nada como poner tu propio dinero en esa idea. Es cierto que hay diferentes fases de inversión y desde la administración no siempre son criterios económicos los que han de regir determinadas ayudas, pero por desgracia actualmente el foco está escorado a lo 100% público.

En este lado del mundo no hay coworkings públicos, ni inversión pública en emprendimiento, ni parques tecnológicos ni circos de emprendimiento rodeados de parásitos en busca de subvenciones.

Si algún día me encuentro con el Presidente del Gobierno de Canarias, le contaré todo esto y alguna cosa más. Faltarán cervezas para todo lo que me gustaría compartir.

Gustavo Medina del Rosario

Gustavo Medina

CEO - The Singular Factory S.L.
Linkedin | linkedin.com/in/gustavomed/